Testigo de la relevancia que la cultura tuvo en la historia de Acireale es la Biblioteca Zelantea, fundada en 1671 y situada en un edificio construido por el Ayuntamiento entre 1910 y 1913. La Biblioteca, entre las más antiguas y ricas de Sicilia, conserva unos 100.000 libros, Un Fondo antiguo con 56.000 volúmenes rico en incunables, aldinas adquiridas en Venecia al comienzo de 1500, ediciones florentinas de giuntinas, más de 1.000 manuscritos, una rica hemeroteca con periódicos fundamentales para el conocimiento de la historia siciliana. Anexa a la Biblioteca, está la Pinacoteca donde, junto con las pinturas de la escuela de Acireale, es posible admirar obras atribuidas a la escuela de Rubens, Tiziano, Pietro Novelli. De gran relevancia la elegante Carroza del Senado de Acireale, con talladuras de madera y decoraciones pintadas.