La “Opera dei Pupi” es el teatro tradicional de Sicilia. Se distingue de otras formas de teatro popular por una peculiar mecánica de los movimientos y por sus contenidos y tramas inspirados sobre todo en la épica caballeresca.

El primer teatro dei Pupi (títeres) del que tenemos noticia en Acireale se remonta al año 1870, cuando Giovanni Grasso, titiritero de Catania, vino a Acireale para darse a conocer. Pero quien dejó una huella profunda en la tradición de los títeres de Acireale fue el titiritero don Mariano Pennisi, al fundar, en 1887, el primer teatro estable (inicialmente en la calle Tono y luego en la calle Alessi, donde se encuentra hoy en día). Don Mariano siguió un gusto muy personal, introduciendo técnicas y tamaños de los títeres distintos a los de las escuelas de Palermo y Catania. Este gran maestro transmitió su gran pasión por los títeres a su hijo adoptivo Emanuele Macrì. Activo en la escena, genial en la improvisación, Macrì lograva transformar cada representación en un evento digno de total admiración. Los locales de la calle Alessi acogen la Exposición permanente de la Colección del Teatro Pennisi- Macrì de Acireale. Esta colección incluye títeres, cabezas de títeres, bancos, carteleras y equipamientos teatrales sicilianos originales.